Margaret Thatcher, su legado y las críticas tras su muerte.

Hoy a medio día, hora de acá, nos dijeron que Margaret Thatcher acababa de morir. Por supuesto que los primeros momentos fueron dedicados a la noticia como tal, pero poco a poco fueron saliendo las opiniones encontradas. En la muerte, como en la vida, la gente está dividida entre quienes la aman y quienes la odia. Y no es un fenómeno limitado al Reino Unido. Durante sus 11 años como primer ministro, Lady Thatcher impactó la vida de millones de personas en todo el mundo.

Desde luego, las voces de quienes critican a los críticos no se hicieron esperar, como si señalar el daño que las políticas de Thatcher causaron fueran un insulto a su memoria. Como dijo Glenn Greenwald en The Guardian:

This demand for respectful silence in the wake of a public figure’s death is not just misguided but dangerous. That one should not speak ill of the dead is arguably appropriate when a private person dies, but it is wildly inappropriate for the death of a controversial public figure, particularly one who wielded significant influence and political power.

La verdad es que Margaret Thatcher, como cualquier otra figura pública, está sujeta, aún ahora, al análisis y escrutinio de sus acciones. Me parece fatal que este escrutinio se limite a los líderes de la izquierda; ¿por qué está bien criticar las políticas de Hugo Chávez y no las de Thatcher? No sólo puede hacerse sin ofender a la familia y allegados del personaje en cuestión, sino que es absolutamente necesario para conocer la historia (y no repetir los errores). Así que aquí va un muy breve recuento del impacto de Margaret Thatcher (toda la información es de The Guardian en estas dos notas):

Gracias a su aplicación de políticas neoliberales, impulsando la privatización de servicios públicos y recortando severamente el gasto social, se logró detener la inflación. Sin embargo, crecieron las tasas de desempleo, pobreza,  desigualdad e interés. Reprimió con mano dura no sólo al Ejército Republicano Irlandés, sino a los sindicatos, siendo especialmente famosa su represión contra el sindicato minero en el norte de Inglaterra y Escocia. También cambió el esquema de impuestos por uno indirecto, con lo que la carga de los gravámenes recaía sobre quienes menos tenían. Finalmente, se redujo la producción de productos manufacturados y aumentó sustancialmente el costo de la vivienda, lo cual definitivamente es síntoma de que quizá no fueron las mejores políticas.

Thatcher fue cercana no sólo de Reagan, sino también de dictadores como Saddam Hussein, Agusto Pinochet y Suharto, al tiempo que condenó a Nelson Mandela como terrorista. Al mismo tiempo que buscó un acercamiento con Mikhail Gorbachev, promovió el desarrollo de armas nucleares (generando uno de los movimientos de protesta más largos del mundo en Greenham Commons). Impulsó y aprovechó la Guerra de las Malvinas; en cuestiones europeas, firmó el Tratado de Maastricht pero después denunció la “dictadura de Bruselas” y se negó a que el Reino Unido participara plenamente en una política fiscal y monetaria unificada. Cabe resaltar que tanto ésta como otras medidas económicas fueron opuestas por los principales economistas de la época.

Nadie niega que haya sido una mujer de entereza y determinación, dispuesta a cumplir sus metas costase lo que costase. Tampoco niego que tuvo un impacto muy profundo en su país y en el mundo. Sin embargo, y reitero, no es bueno querer purificar la memoria de una figura pública, sobre todo de la estatura de Margaret Thatcher. Otra vez Gleen Greenwald:

There’s something distinctively creepy – in a Roman sort of way – about this mandated ritual that our political leaders must be heralded and consecrated as saints upon death. This is accomplished by this baseless moral precept that it is gauche or worse to balance the gushing praise for them upon death with valid criticisms. There is absolutely nothing wrong with loathing Margaret Thatcher or any other person with political influence and power based upon perceived bad acts, and that doesn’t change simply because they die. If anything, it becomes more compelling to commemorate those bad acts upon death as the only antidote against a society erecting a false and jingoistically self-serving history.

Acerca de Xalaila

Licenciada en Relaciones Internacionales, próxima Maestra en Terrorismo y Seguridad, activista en derechos humanos, feminista.
Esta entrada fue publicada en mujeres, mundo, política internacional y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Margaret Thatcher, su legado y las críticas tras su muerte.

  1. Pienso que fue una nacionalista britanica clasica.Cuando asumio muchos en la Argentina la festejaron,lejos estaban de suponer que esa durisima combatiente llegaria ala guerra con la Argentina por unas islas perdidas que en GrAN BRETAÑA se desconocian.La diferencia entre los dos sistemas y no voy a reiterar su dureza con el sindicalismo,con los mineros y con el IRA es que a la hora de defender sus intereses los ingleses tienen claros sus objetivos,pelean por el territorio,la reina y la bandera.muchos combatientes de ellos muertos por nosotros,calculo unos 1090 y lo he escrito y documentado no se sabe bien si eran thatcheristas o laboristas. No interesa el relato,interesa la cruda realidad de los intereses en juego.No es casual que Cameron y los actuales gobernantes britanicos,que tenian quince años mas o menos en Malvinas,añoran esa ultima guerra imperial,que fue le mejor hora de sus padres.Fue tambien la mejor hora de la Thatcher,una enemiga geopolitica simplemente.Una vez le pregunte a Graham Green que pensaba de esa guerra y el viejo,catolico de izquierda solo comento …ah esa guerra incestuosa……….

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s