Desapariciones forzadas: el informe de HRW

Ayer, la organización de derechos humanos Human Rights Watch dio a conocer su informe sobre desapariciones – forzadas y no – durante el sexenio de Calderón. Si bien no dice realmente nada que no supiéramos ya, tiene la virtud de reposicionar el tema en la agenda, sobre todo en vista de que la PGR publicará el padrón de desaparecidos.

Es triste que no haya una respuesta de la actual administración que vaya más allá del “pasó en el sexenio anterior pero vamos a investigar.” Lo que se necesitan son acciones concretas. El padrón es un primer paso, pero la cosa no debe quedar ahí. Para que realmente podamos empezar a reconstruir el país y la confianza en las autoridades, la gente necesita ver que realmente hay voluntad. Esto se demuestra reabriendo los expedientes, retomando líneas de investigación, deteniendo sospechosos. En fin, dando claras muestras de actividad.

Con más de 25,000 desapariciones contabilizadas por la PGR – o 30,000 si hacemos caso de las organizaciones de derechos humanos -, México tiene más personas desaparecidas en los últimos seis años que toda América Latina junta en lo peor de las dictaduras militares y guerras sucias de los 60 y 70.

Los casos que se presentan en el informe, y que deben ser entendidos únicamente a modo de ilustración de la realidad – para nada son la totalidad de casos de personas desaparecidas – indican claramente la inacción y, en muchos casos, complicidad de las autoridades. Pero no todo es negativo; al final se incluye el ejemplo de Nuevo León donde, gracias a la presión de los familiares y organizaciones de derechos humanos, ha habido algunos avances, incluyendo detenidos. Ojalá que las autoridades federales y de los otros estados sigan el ejemplo.

Me da coraje que la información contenida en el reporte es información que ya se tenía. Las organizaciones locales de derechos humanos se han cansado de informarnos sobre la situación que se vive en el país, sobre la complicidad de autoridades y fuerzas de seguridad, sobre la impunidad, sobre la frustración. Pero como siempre, necesitamos de una institución internacional para sentir que realmente es importante, para hablar sobre el tema y pensar que deberíamos darle solución.

El informe, basado en entrevistas e investigaciones exhaustivas, realizadas no sólo durante 2011-2012, sino en años anteriores, es completo e indignante. En el sitio de la organización pueden tanto leer el resumen como descargar el informe completo [PDF]. HRW habla de una crisis, y no es para menos.

Acerca de Xalaila

Licenciada en Relaciones Internacionales, próxima Maestra en Terrorismo y Seguridad, activista en derechos humanos, feminista.
Esta entrada fue publicada en derechos humanos, México y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s