Después de la elección

No sé ni qué escribir o por dónde empezar. Estoy decepcionada, triste, frustrada, indignada. Sobre todo, siento mucha impotencia. Y no es sólo porque haya perdido “mi” candidato, sino porque ganó la peor opción.

Yo no soy de los creen que el PRI en sí mismo es todo malo. Después de todo, bajo su mandato hubo periodos de mucho crecimiento y desarrollo en nuestro país. Sin embargo, creo que en esta ocasión su candidato representa lo peor: represión, corrupción e impunidad.  Y no hablemos de la matanza de Tlatelolco o del jueves de Corpus Christi. Hace dos o tres meses mandó golpear a quien se manifestara en su contra. Su gobierno en el Estado de México quedó marcado por un incremento espantoso en feminicidios, en delincuencia, en impunidad. Utilizó, con lujo de violencia, a las fuerzas del orden para infundir el miedo entre la población de Atenco y no sólo no persiguió los abusos de autoridad, sino que se enorgullece de las medidas tomadas. ¿Es neta que le dé igual que hayan muerto menores de edad y que haya mujeres violadas? Para mí, esto es sólo un ejemplo de lo que nos espera.

No pretendo despreciar a quienes votaron por él; sus razones tendrán y son perfectamente válidas. Sin embargo, tengo derecho de cuestionar un proceso electoral que no fue justo ni transparente. Todos sabemos, y hay pruebas, de que el PRI no respetó los topes de gasto de campaña impuestos por el IFE, que hubo compra de credenciales y voto, que se robaron urnas, que no alcanzaron las boletas,  que se están subiendo mal los resultados al PREP (en comparación con las sábanas de las casillas).

Más aún, el adelanto del anuncio por parte del Consejero Presidente y las palabras del presidente Calderón no mostraron sensibilidad ante un margen porcentual que disminuía y del cual mucha gente estaba pendiente. Finalmente, el resultado fue el esperado. Sin embargo, creo que que hubiera sido muy prudente señalar esa tendencia y aclarar que no se puede declarar un presidente si no se ha terminado el conteo. Especialmente con la cantidad de irregularidades que hubo en el día.

La actitud de Peña Nieto también me parece reprobable: con sólo 2% de las actas contabilizadas, ya había cambiado su sitio Web para reflejar su triunfo. Al menos se hubiera esperado al 5% como el conteo rápido, ¿no? Y su discurso fue hipócrita. ¿”Respeta a los jóvenes” y “comparte sus demandas”? ¡Por favor! De ser así hubiera ido al debate, por lo menos.

En fin, no queda más que ver cómo se desarrollan las cosas, pero sobre todo, estar pendientes. Denunciar cualquier delito, electoral o no, y participar todos los días de la vida política de nuestro país: conocer a nuestros representantes, acercarnos a ellos, escribir cartas, leer las noticias, manifestarnos.

No podemos decir que sólo con acciones ciudadanas individuales (no tires basura, no des mordida, llega puntual a tu trabajo) vayamos a resolver todos  los problemas del país. Creer eso es estrechez de miras porque las decisiones que se tomen a nivel presidencial, de Congreso o de gobiernos locales y estatales tienen repercusiones en nuestra vida cotidiana. ¿O el alza en los precios de la gasolina no les afecta? (Supongo que me van a decir que es cuestión de libre mercado, pero en realidad el gobierno es quien regula todavía cosas como los precios. O los salarios).

Seamos ciudadanos y exijamos día con día que cumpla los compromisos que firmó durante su campaña. Como mínimo, que nos anuncie a su gabinete.

Acerca de Xalaila

Licenciada en Relaciones Internacionales, próxima Maestra en Terrorismo y Seguridad, activista en derechos humanos, feminista.
Esta entrada fue publicada en México, política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s