¿Qué me dejó el debate?

Llego un poco tarde al análisis del debate porque no sabía muy bien qué decir. Más allá de las descalificaciones entre candidatos, el formato poco ágil, la risa de la moderadora y el escote de la edecán, lo que me quedé pensando cuando terminó fue “estamos en el hoyo.” ¿Por quién votar? El debate no me ayudó, al contrario, quedé más confundida. Pero vamos por partes.

A la edecán no me tocó verla (por suerte) porque comencé escuchando el debate en radio. Sin embargo, me pareció no sólo de mal gusto, que en realidad es el menor de los males, sino sexista. Estefanía Vela lo explica mejor. Obviamente, no se hicieron esperar las críticas en Twitter a quienes señalamos el problema de la cosificación de la mujer y que se resumen básicamente en “Ash, las feministas ya están desviando la atención de lo verdaderamente importante con sus estupideces.” Estupideces que aclara Mala Madre.

La moderadora, Guadalupe Juárez, trataba de contener la risa. No sé si porque le pareciera realmente gracioso lo que sucedía en el escenario o si era para evitar llorar. Quizá una mezcla de los dos, pero reflejaba bastante bien al menos mi estado de ánimo: el debate fue un circo.

En cuanto a los candidatos… ¿por dónde empezar? López Obrador desaprovechó la oportunidad de presentar propuestas concretas. Ok, habló de los monopolios y recalcó que las televisoras apoyan plenamente a Peña Nieto. Nada que no supiéramos. Y si mal no recuerdo, fue el primero en tirar lodo. Peña Nieto se defendió, también echándole tierra. Vázquez Mota no quiso quedarse atrás y le entró al juego. Quadri por ahí les echó una que otra pedrada, pero en general fue el único que se mantuvo fuera, centrado en sus propuestas.

Y ahí es donde me entró la preocupación: Quadri quiere privatizarlo todo. Las prisiones, la educación, los energéticos…. Yo no sé de dónde sacó la idea que ésa es la solución a todos nuestros problemas, pero necesita estudiar un poquito el caso de Argentina, por ejemplo. Ah, y citando Brasil, que definitivamente no ha privatizado todo; sí, han permitido la inversión privada en algunos sectores, como Petrobras, pero el Estado mantiene el control de estas áreas.

En el tema de seguridad, ni hablar. Reforzar la policía, el Ejército, crear nuevos cuerpos armados. Los nombres varían (carabineros, gendarmería) pero el punto es el mismo: militarizar la policía y que el Ejército se siga encargando de la guerra contra el narco. Porque nadie habló de terminarla, o de garantizar los derechos humanos en este marco, o quitar fueros. Nada. Eso sí, una policía como la chilena es lo ideal (alguien por favor infórmele a lXs candidatXs que esa maravilla fuerza está reprimiendo estudiantes, aunque algo me dice que no les importaría mucho en realidad).

Los grandes temas ausentes del debate, como han señalado otras personas, fueron la política exterior (al parecer vivimos aislados del resto del mundo) y por supuesto, los derechos humanos, incluyendo la cuestión del género. Digo por supuesto porque no han sido prioridad para ninguno de los partidos en ningún momento. Acaso el PRD les ha dado mayor importancia en su gobierno del DF, pero nada más.

Después del debate, me preocupa la reacción de muchXs indecisXs que piensan que Quadri es una buena opción. Olvidan que representa a Elba Esther y quizás ignoran lo que realmente significan sus propuestas: el despojo de recursos, la primacía del dinero sobre las personas, en otras palabras, un capitalismo aún más rapaz. Sí, supo hablar y exponer sus propuestas, pero eso no debería ser todo (ni lo único); hay que analizar estas propuestas, pensarlas, cuestionarlas y si sobreviven el examen, entonces adelante.

Menciono a Quadri porque fue el ejemplo más notorio. Pero hay que analizar a fondo y con cuidado las propuestas de lXs cuatro candidatXs. En realidad, son similares, al menos hasta el momento. Quizá López Obrador tenga una ligera tendencia hacia la izquierda y Vázquez Mota tenga un buen punto al querer  que las escuelas sean de tiempo completo, pero ¿qué hay más allá? ¿En qué se distinguen y en qué se parecen? Hasta ahora, creo que no tenemos suficiente información, a pesar del “debate”.

Acerca de Xalaila

Licenciada en Relaciones Internacionales, próxima Maestra en Terrorismo y Seguridad, activista en derechos humanos, feminista.
Esta entrada fue publicada en México, política y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Qué me dejó el debate?

  1. Pedro dijo:

    Felicidades Yalí: veo que tienes dotes de analista político. ¿Por qué no incursionas en este campo con un sesgo hacia las relaciones exteriores, enviando colaboraciones a diversos períodicos o publicaciones? Pueden resultarte útiles para tu Curriculum pero además quizás generarte algunos ingresos complementarios.
    Pedro

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s