¿Un Estado palestino?

Uno de los últimos temas de moda, al menos entre la comunidad internacionalista, es la decisión de la Autoridad Palestina de pedir a la Asamblea General de la ONU el reconocimiento como Estado independiente. Evidentemente, este anuncio desató la polémica. Primero Netanyahu dijo que habría consecuencias graves si Abbas llevaba a cabo su petición. Ahora, tanto Israel como Estados Unidos se oponen diciendo que un Estado palestino sólo puede establecerse mediante la negociación.

La historia de Israel y Palestina es larga y tortuosa, así que no la cubriré aquí. Baste recordar que Israel no respetó los límites establecidos mediante negociación a finales de los años 60, que ambas partes han roto los diálogos de paz en diversas ocasiones y que la negociación sobre la que ahora insisten tanto lleva años y años estancada. Más bien quiero presentar algunas reflexiones que hago al leer las últimas noticias sobre el tema.

En primer lugar, estoy convencida de que ya es hora de que exista un Estado palestino independiente, con fronteras claras, seguras y respetadas. Tanto peleó Israel por su autodeterminación que me resulta absolutamente incomprensible esa negación a que otro pueblo también tenga un país. Y estoy pensando más allá de las represalias por ataques, porque ahí la responsabilidad es tanto de israelíes como de palestinos y es el ejemplo más claro de que la violencia sólo engendra violencia.

También se me hace mucha hipocresía por parte de Netanyahu decir que las acciones unilaterales son dañinas para la relación, cuando la mayoría de las veces Israel es quien toma este tipo de acciones en perjuicio de los palestinos. ¿O me van a decir que la Operación Plomo Fundido no fue unilateral?

Otro punto es que Abbas puede pedir y la Asamblea General puede “conceder” pero es realmente el Consejo de Seguridad el que tiene la autoridad para declarar a Palestina como Estado y aceptarlo ante la Organización. Obviamente, Estados Unidos no lo va a permitir. Claro que esto lo tienen que manejar con mucha cautela y diplomacia, porque si vetan la moción en el CS, la comunidad internacional, que en su mayoría está a favor de la petición, lo vería como el principal obstáculo a la creación del Estado palestino y EEUU no quiere aislarse ni proyectar una imagen aún más negativa a nivel mundial. Así que por eso insisten tanto en la negociación entre las partes.

En fin, no es cuestión sencilla la de crear un nuevo Estado. Menos uno con una historia tan tortuosa y complicada. Pero es hora de que la ONU (es decir, la comunidad internacional) se ponga las pilas, recuerde que uno de sus pilares es la autodeterminación de los pueblos y busque defenderlo y mantenerlo. Obviamente el diálogo es la mejor vía, especialmente porque es la mejor manera de garantizar la supervivencia y seguridad del nuevo país, pero entonces que haya un diálogo real y que se presione también a Israel a respetar sus compromisos.

Acerca de Xalaila

Licenciada en Relaciones Internacionales, próxima Maestra en Terrorismo y Seguridad, activista en derechos humanos, feminista.
Esta entrada fue publicada en mundo, política internacional y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s