Occidente y la prohibición de la burqa

El 27 de mayo, Lérida, Catalunya, aprobó la prohibición del uso de la burqa y/o el niqab en los espacios públicos de la ciudad. Estas medidas no son nuevas: Francia es pionera en implementarla a nivel nacional. La “razón”, por supuesto, es la equidad de género, la no opresión de las mujeres, y demás argumentos similares. Y la seguridad nacional. Sí, leyeron bien, la seguridad nacional. Porque unas cuantas mujeres cubiertas de pies a cabeza, literalmente irreconocibles, son una amenaza, pues pueden incitar a terroristas a vestirse igual (olvidemos por un momento que ETA no ha necesitado burqas para sus ataques, es obvio que los terroristas se van a vestir como musulmanes).

Cualquiera que lea e investigue un poco más a fondo la cuestión de la burqa, verá que es un tema complejo y muy debatido en diversos ámbitos de las sociedades musulmanas. Si bien es cierto que en muchos casos, se impone su uso a las mujeres (como en Afganistán), en muchos otros es una decisión personal. Por ejemplo, Egipto y Turquía no requieren por ley que las mujeres porten la burqa, y sin embargo, muchas lo hacen, como expresión de su fe, por respeto a las tradiciones, o por una cuestión más radical: el feminismo. Estas últimas consideran que la sociedad no debe juzgarlas por cómo se ven, literalmente por su linda cara, sino por lo que piensan y por cómo actúan. Y qué mejor manera que cubriéndose de pies a cabeza.

Medidas como las aprobadas en Francia y ahora en Lérida son absolutamente discriminatorias. El porcentaje de mujeres musulmanas que portan la burqa es mínimo, por lo que no sólo no se justifica el argumento de la equidad de género, sino que quedarán estigmatizadas, señaladas. Ahora más que nunca son “las otras”, las diferentes. Además, estas leyes son un asalto a la libertad de cultos porque no son igualitarias. Están enfocadas únicamente en las musulmanas, pero las mujeres (y los hombres también, para el caso) que profesan cualquier otra religión pueden portar toda clase de distintivos impunemente. ¿Cuál equidad?

Finalmente, también está el problema de cómo se presentan estas notas en la prensa occidental. Los periodistas equiparan la burqa o niqab con el velo islámico. No son lo mismo. El Corán requiere que las mujeres cubran su cabello, pues lo considera la parte más bonita del cuerpo femenino (en este sentido, no difiere mucho de las creencias de los judíos ortodoxos, que obligan a las mujeres casadas a raparse y usar pelucas, para evitar la tentación). Desde luego, ésta es la racionalización religiosa-intelectual de una necesidad geográfica: en el desierto, es necesario cubrirse la cabeza para no morir de insolación, además de que la ropa, especialmente la de colores oscuros, sirve para guardar el calor del día y no congelarse en las bajas temperaturas nocturnas. Evidentemente, esta situación no se presenta en todos los países musulmanes, y las normas culturales se han ido modificando. En muchos lugares, como en Turquía, las mujeres se cubren la cabeza con un pañuelo: esto es el velo islámico. La cara y las manos quedan al descubierto.

Queda claro que a los occidentales nos queda mucho por aprender. Les recomiendo algunas lecturas, como este artículo de Feministing, publicado cuando Francia aprobó multar a las mujeres que porten la burqa. Acá hay otro, muy breve pero con buenos links. Uno más, escrito por una mujer que usa burqa, y su hermana, que no la usa. Sigamos leyendo, por favor, antes de hacer juicios precipitados sobre las “oprimidas” mujeres musulmanas.

Dos días después se publicó otro artículo sobre el desarrollo y avance de los derechos de las mujeres en los Emiratos Árabes Unidos. Noten, por favor, donde dice “las mujeres no son una entidad monolítica”. Amén.

Acerca de Xalaila

Licenciada en Relaciones Internacionales, próxima Maestra en Terrorismo y Seguridad, activista en derechos humanos, feminista.
Esta entrada fue publicada en mujeres, religión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s