“Esta niña se llama Alondra y la tienen vendiendo chicles…”

Andan circulando en redes sociales un par de fotos de una niña blanca, güera, de ojos grandes, pidiendo que les demos RT y compartir para que sus familiares puedan rescatarla, pues se encuentra vendiendo chicles en las calles. El entendido es que fue secuestrada y obligada a mendigar. No dudo que éste sea el caso y quien tomó las fotos y las comenzó circular tiene un gran corazón.

Sin embargo, desde la primera vez que vi la imagen no puedo sentirme indignada. Necesitamos ver a una niña de color blanco para preocuparnos por los secuestros, el tráfico de niños y la explotación infantil. Jamás he visto fotografías de niños indígenas o simplemente morenos, indígenas o no, pidiendo que las circulemos porque debemos rescatarlos. No, esos niños no existen y su explotación no es un problema porque se parecen a sus padres, quienes también son morenos y están por ahí en la misma banqueta.

Ah, porque éste último punto queda muy claro en el pie de foto: le preguntaron a la niña por sus papás, ella no supo qué decir y se acercó una señora que no se le parece en nada. Especifican que es morena, como si eso fuera prueba contundente. Y sí, probablemente es prueba contundente, pero seguro que es igual de contundente con el resto de niños mendigos, simplemente nadie se toma la molestia de ver más allá de su color de piel.

Vamos a indignarnos por el tráfico de niños y su explotación, sí. Pero vamos a indignarnos por igual. Todos los niños que viven en la calle, que venden chicles o cualquier cosa, o que simplemente estiran la mano y piden para un taco deberían estar en la escuela o jugando. Eso en parte es culpa de los padres pero también es culpa de un sistema que margina e invisibiliza a los que hemos discriminado siempre, que no tiene capacidad para recibir en las escuelas a todos los niños y niñas del país, y peor todavía, que simplemente no le interesa qué pase con ellos. Hasta que vemos a una niña blanca vendiendo chicles. Entonces sí, hay que movilizarnos.

About these ads

Acerca de Xalaila

Licenciada en Relaciones Internacionales, próxima Maestra en Terrorismo y Seguridad, activista en derechos humanos, feminista.
Esta entrada fue publicada en cambio social, México, violencia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a “Esta niña se llama Alondra y la tienen vendiendo chicles…”

  1. juliana polanco dijo:

    Noo es solo x la piel blanca desgraciadamente muchos de los ninos morenitos que tambien son explotados,permanecen dentro de su familia pero en esta ocasion lo alertante es que podria no estar con los suyos. Que solo se compruebe que son familia. No digo que este bien lo que hacen, pero que se compruebe que vive con su madre y no con desconocidos.

    • Desgraciadamente, lo que están destacando aquí como problemático es el color de la niña y por eso siento necesario señalar que hay miles de niños y niñas explotados, pero a la mayoría no los vemos, o no nos preocupan, porque “se parecen a sus padres”, como si ya con eso se justificara que los tengan mendigando.

      Gracias por leer y comentar. Saludos.

  2. Ale dijo:

    Para que pare la explotación de los niños, deberíamos empezar x no darles dinero! Así sus “padres” y explotadores ya no los verían como negocio

    • Normalmente yo no les doy dinero. No estoy de acuerdo con un sistema que utiliza la caridad para justificarse y mantenerse. Habiendo dicho eso, el problema son tanto los explotadores como los que no hacemos nada: ni dar dinero ni intentar cambiar las cosas para que no necesiten pedirlo.

      Saludos.

    • Michelle dijo:

      No, no daremos dinero y buscaran alguna otra forma de obtenerlo, como prostituyendolos. Lo que debemos hacer es denunciar donde haya niños mendigando, aunque las autoridades saben de miles de niños en las calles y no hacen nada.

      • Xalaila dijo:

        En efecto, la caridad no soluciona nada. Hay que denunciar pero también hay que buscar la manera de evitar que haya niños mendigando en primer lugar, no?

        Gracias por comentar!

  3. Pingback: Alondra y los niños invisibles

  4. paco dijo:

    De acuerdo con l a apreciacion…aunque ya no nos sorprende que las grandes redes de corrupción y explotación sean capitaneadas por personajes muy conocidos y con gran protección oficial…

  5. Enrique dijo:

    Ahora el instituto cabañas quiere a la niña cuyo único delito es ser pobre y guerita, en dicho instituto es claro que la quieren para venderla. La niña pertenece a sus padres el ADN así lo ha demostrado y punto. Si quieren realmente ayudar, ayuden a todos los niños de la calle y no quieran especialmente “ayudar” a esta niña separandola de sus padres, con el pretexto de darle mejor vida en el orfanatorio. Que le ayuden a la Madre y dejen de provocar dolor a la niña y a su Madre separándolas, malditos usureros traficantes de niños con licencia esos del instituto cabañas.

    • Xalaila dijo:

      Coincido contigo. Diversos sectores estan explotando la situacion para fingir que solucionan el problema, pero solo lo agravan. Una solucion real seria buscar la manera en que NINGUN ninio/a tenga que pedir limosna.

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s